Los Ghats de Varanasi

Los Ghats de Varanasi son grandes pasarelas o escaleras construidas en piedra a orillas del rio Ganges, el cual es sagrado en la India. Desde tiempos antiguos, la gente visita dicho río para meditar, bañarse y, también, para incinerar a sus muertos.

Los funerales en los Ghats de Varanasi son muy conocidos, incluso muchos de los visitantes que se acercan al lugar no sólo son conscientes de lo que pasa aquí, sino que muchos viajan ahí especialmente para observar este ritual. El Manikarnika Ghat y Harishchandra Ghat son los dos ghats que se utilizan para las incineraciones funerarias, y reciben alrededor de 200 cremaciones al día. En el caso en que se pueda pagar el lujo de quemar la suficiente madera, las hogueras de las cremaciones se mantienen ardiendo hasta que queden cenizas, lo que puede llevar alrededor de tres horas y media.

Los Ghats de Varanasi

Un entierro decente en general, cuesta entre 12 y 70 dólares americanos, aunque los costos pueden variar ampliamente. En el caso de las familias más pobres, que no puede permitirse suficiente madera para quemar totalmente un cuerpo, las partes carbonizadas son simplemente arrojadas al río junto con las cenizas.

Una antigua leyenda cuenta que el rey hindú Harishchandra, trabajó como esclavo en las tierras que hoy ocupan los ghats. En aquella época, dichas tierras eran trabajadas por los miembros de la casta Dom, de los cuales se dice que tenían una vida miserable y un trabajo tan duro que, incluso, lloraban cuando nacían hijos y se alegraban cuando morían; ya que para ellos la muerte representaba la única liberación. Con muy buen ojo para los negocios, los Doms consiguieron cambiar sus circunstancias adversas y, hasta el día de hoy, son quienes controlan el negocio de las funerarias y los permisos para incineraciones en los Ghats de Varanasi.